Un amplio frente político se alzó en defensa de los medios públicos y reclamó la interpelación de Hernán Lombardi en el Congreso

Un arco político inusualmente amplio se expresó en defensa de la TV Pública, Télam y Radio Nacional -tres medios bajo el fuego oficial y sometidos a un feroz plan de ajuste- y se comprometió a impulsar la interpelación del titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, para que explique las políticas gubernamentales del área.

El Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBa) fue el articulador de un frente político que registra pocos precedentes: desde el centro a la izquierda, cada uno de los bloques de Diputados, el Senado y Legislatura porteña, más organizaciones sindicales y de la comunicación, unificaron hoy una posición política en una Audiencia Pública celebrada en el Congreso Nacional en defensa de los medios bajo gestión estatal.

NADA DE ESTO, SIN EMBARGO, PUDO OBSERVARSE EN LA COBERTURA DE LA AUDIENCIA QUE HIZO LA TV PÚBLICA, ya que el gerente y presidente de FOPEA, Néstor Sclauzero, CENSURÓ la voz de los diputados y los trabajadores en el informe que difundió el canal y colocó un "paño" para disimular la ausencia de todos aquellos que aportaron su palabra. Una extraña forma de expresar su proclamado "pluralismo".

Porque fueron muchísimos los legisladores que estuvieron presentes y manifestaron su solidaridad: Horacio Pietragalla, Leopoldo Moreau y Mónica Macha (Frente para la Victoria); Mariano Recalde (Unidad Ciudadana); Carlos Selva (Frente Renovador); Pablo Koziner, Sergio Ziliotto (Partido Justicialista); Leonardo Grosso (Movimiento Evita); Romina del Plá, Nicolás Del Caño, Natalia González (FIT); José Fernando Orellana (Primero Tucumán), entre otros.

También hubo encuentros particulares con los principales bloques, que manifestaron su incondicional apoyo: por ejemplo, con Agustín Rossi y María Cristina Alvarez Rodríguez (Frente para la Victoria); o Graciela Camaño, Felipe Solá e Ignacio de Mendiguren (Frente Renovador). La ex periodista y actual diputada Grabriela Cerruti también jugó un rol central en la articulación con todos los bloques. Entre todo, se proyectaron diversas herramientas parlamentarias y varias tomarán cuerpo en los próximos días. También, por supuesto, se invitó a la audiencia y se solicitaron reuniones con los legisladores de Cambiemos, el único espacio que declinó acercarse a los trabajadores.

Hugo Yasky, además secretario general de la CTA, encabezó las firma de un proyecto de comunicación pluripartidario destinado a forzar al gobierno a explicitar su programa con los medios públicos y sus trabajadores. “El conflicto ya es parte central de la agenda pública y los legisladores reclamaremos explicaciones sobre cada una de las denuncias de los trabajadores”.

De esa manera se denunció la situación de vaciamiento en los tres medios públicos que, en cada uno de ellos adquiere rasgos particulares: en la Tv Pública con una drástica reducción salarial y la persecución y estigmatización de los delegados gremiales; en Radio Nacional con despidos y levantamiento de la programación federal; en la agencia Télam con recorte de contenidos y secciones y una inédita política de represalias a las delegadas y trabajadoras que participaron del 8M. Este ataque a las trabajadoras de Télam también fue objeto de un pedido de informes que lleva las firmas de Facundo Moyano, Mónica Macha, Daniel Arroyo, Lucila De Ponti, Nicolás Del Caño, entre más.

Un rol importante jugaron en la audiencia los especialistas en la comunicación y representantes de la academia. La Universidad de Buenos Aires, Quilmes, Avellaneda, el CONICET, entre otros. Sintetizaron las posiciones de ese bloque Diego de Charras, director de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la UBA, y Gustavo López, ex titular del Comfer y miembro del Colectivo por el Derecho a la Información.

Agustín Lecchi, delegado de la Tv Pública; Carla Gaudensi, de Télam; y Mariana Fossati, de Radio Nacional mostraron una cruda y documentada radiografía de tres medios públicos tradicionales que acaban de atravesar la primera etapa del plan de ajuste con el que el gobierno “ofreció” lo que llaman “jubilaciones anticipadas” a más de 550 trabajadores.

El secretario general de SiPreBa, Fernando “Tato” Dondero, resumió la realidad del sector y la hilvanó con otros conflictos del ámbito privado, como el achique de Página 12 y el vaciamiento y la presencia policial en Radio El Mundo.

“Vamos a enfrentar este ataque del gobierno en unidad, con organización y defendiendo los convenios colectivos. El gobierno ataca los convenios porque son el fruto de conquistas y derechos ganados en años de lucha. Utilizaremos todas las herramientas de la democracia para defenderlos”, sentenció.

Comisiones Internas de la TV Pública – Radio Nacional – Agencia Télam

Sindicato de Prensa de Buenos Aires