TV Pública: Retención de tareas contra el ajuste y el vaciamiento

RETENCIÓN DE TAREAS EN LA TV PÚBLICA. SIN NOTICIEROS A CAUSA DEL AJUSTE Y EL VACIAMIENTO

En una nueva etapa del vaciamiento de la TV Pública y ataque a los periodistas, el gerente de noticias Néstor Sclauzero, pretende emitir noticieros sin coberturas producidas por equipos propios en otro claro intento por tercerizar nuestra tarea y dejarnos poco a poco sin trabajo. Como respuesta, los trabajadores y trabajadoras, nos reunimos en asamblea y decretamos una retención de tareas para impedir este avasallamiento sobre nuestros derechos y nuestra profesión.

El recorte en la TV Pública afecta del tal manera la cobertura de noticias que, por citar algunos ejemplos, el noticiero no estuvo presente en Moreno cuando dos trabajadores de la escuela 48 fallecieron como consecuencia de la falta de políticas públicas, ni durante la votación del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo en diputados ni en el Senado, situación que se repite día a día sin que le preocupe a la gerencia conducida por Néstor Sclauzero, co-responsable de esta situación junto a la gestión que encabeza Hernán Lombardi. Seguimos sin noticias los fines de semana y, a diferencia de lo declarado por el Ministro en el Senado el último martes, no hay ninguna instancia de diálogo con las autoridades para encausar esta situación. A esto se suma la pérdida de puestos de trabajo a través de retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas que deja sectores y horarios sin capacidad operativa.

En este contexto de inflación en alza y devaluación, desde 2016 no hay paritarias en el canal y, en particular, los periodistas hemos sido atacados con la violación del convenio colectivo, sufriendo la reducción de nuestros salarios. Además, como parte de la persecución que ya hemos denunciado, fuimos proscriptos de la web del canal.

Es la misma política de ajuste que el Sistema de Medios Públicos lleva adelante en la agencia de noticias Télam, en donde los trabajadores y trabajadoras sostienen un paro con permanencia pacífica desde hace 52 días contra los 357 despidos, y en Radio Nacional, en donde también se incumplen los convenios colectivos, no hay paritarias, y se han reducido las coberturas.

Insistimos en el llamado a las autoridades a la reflexión y el diálogo, en lugar de la imposición violenta de sus políticas contra los trabajadores y el conjunto de la sociedad. Exigimos el cumplimiento de los derechos laborales, la actualización de nuestros salarios acorde a la inflación, y el respeto por la libertad de expresión y el derecho a la información pública, que son una garantía para el sistema democrático.