​Papelón en la TV Pública: Interna entre gerentes profundiza la censura informativa

Papelón en la TV Pública: Interna entre gerentes profundiza la censura informativa

Una vez más, los periodistas y trabajadores de prensa de la TV Pública somos proscriptos el sábado y domingo de la pantalla y la cobertura de noticias. Esta vez, con el agravante de que, luego del vergonzoso fin de semana pasado, en donde por primera vez en 25 años no cubrimos las elecciones de Brasil, ni la inauguración de los Juegos Olímpicos de la Juventud ni el lanzamiento del satélite argentino Saocom 1, se habían dispuesto guardias para el noticiero tras meses de apagón informativo.

Pero a último momento y luego de que los trabajadores seamos convocados, se decidió levantar las guardias como consecuencia de una presunta interna entre las autoridades de la empresa, entre el presidente Miguel Pereira, el vice Emilio Lafferriere, la gerente de recursos humanos Marisa Piñeiro y el auditor interno Cristian Larsen por un lado, y el Gerente de Noticias Néstor Sclauzero y su subgerente, Jorge Goldenberg, por otro. Es decir como consecuencia de supuestos conflictos de directivos, de tires y aflojes entre distintos sectores, seguiremos sin noticias ni coberturas el fin de semana en la TV Pública. Pero en realidad, todos estos funcionarios, que no se redujeron sus salarios como sí lo hicieron con los trabajadores, responden a Hernán Lombardi, la autoridad máxima del Sistema de Medios Públicos y el responsable del vaciamiento de la TVP.

La gestión que proscribe periodistas en nombre de disputas de "poder" es la misma que pretende imponer la paritaria cero en un contexto de fuerte inflación y devaluación; que viola las leyes laborales y que, en definitiva, busca eliminar el Estatuto del Periodista Profesional.

Hace una semana, como consecuencia del ajuste, que a esta altura es inocultable, no se emitieron los noticieros internacional, el central y el de la medianoche del viernes, así como el del lunes por la mañana.

Los trabajadores siempre buscamos el diálogo para llegar a acuerdos que permitan mejorar el funcionamiento de la TV Pública sin lesionar los derechos laborales, pero nos encontramos con faltas de respeto, extorsiones, y manoseos como el de esta semana. El próximo martes en horario a definir, realizaremos una nueva asamblea en donde, de no encontrar explicaciones urgentes y soluciones concretas profundizaremos nuestro plan de lucha. Por motivos que desconocemos, tal vez eso sea lo que buscan las autoridades: vaciar de contenidos el canal estatal cuyo rol es garantizar la pluralidad de voces, la democracia informativa y el federalismo.

VIERNES, 12 DE OCTUBRE DE 2018