Página|12 sin firmas

Sin firmas en Página|12

Reunidas/os en asamblea y por votación unánime, las trabajadoras y trabajadores de Página|12 decidimos quitar nuestras firmas de las notas publicadas en las ediciones del miércoles 22, jueves 23 y viernes 24 de agosto, en respuesta a la negativa del Grupo Octubre a pagarnos en tiempo y forma el pobre acuerdo paritario de prensa escrita firmado este año. Habiendo atravesado distintas instancias de diálogo, cargadas de respuestas dilatorias por parte de la empresa, adoptamos esta medida para exigir el pago inmediato de las próximas cuotas, así como también de los meses adeudados con valores indexados a la inflación actual.

La aguda crisis económica viene afectando nuestro poder adquisitivo, fuertemente golpeado por una inflación que no para de subir y por acuerdos paritarios firmados siempre convenientemente a la baja, que en ningún caso estuvieron a la altura de esos índices de inflación.

En los últimos dos años, según datos oficiales, nuestros salarios quedaron relegados en por lo menos un 20 por ciento respecto del incremento del costo de vida. En este contexto, resulta escandaloso el hecho de que, en una clara maniobra dilatoria organizada para profundizar el congelamiento salarial, la empresa se niegue a pagar el magro acuerdo firmado este año por la UTPBA (21 por ciento en 3 cuotas, la última a cobrar en 2019) hasta que esté homologado por el Ministerio de Trabajo.

En este escenario, el 26 de julio de este año los/as trabajadores/as presentamos ante la empresa un petitorio con más de 200 firmas de editores/as, subeditores/as, redactores/as, diagramadores/as, colaboradores/as, reporteros/as gráficos/as y personal de administración e intendencia, planteando una serie de pedidos urgentes, además de la obvia recomposición salarial. A casi un mes de esa fecha, todavía no hemos obtenido respuesta, lo que nos lleva a plantear una serie de medidas para avanzar en los reclamos y es en ese sentido que la asamblea votó por unanimidad el quite de firmas durante tres días.

Como hemos hecho siempre, continuaremos informando a nuestros lectores sobre cualquier medida adoptada que pueda alterar el normal funcionamiento del diario, confiando en su solidaridad, empatía y comprensión. Porque, una vez más, el ajuste lo pagamos los trabajadores y las trabajadoras.

Foto: Joaquín Salguero