Guilherme Boulos expuso en el SiPreBA y alertó sobre las políticas de Bolsonaro

Al participar en el SiPreBA de una actividad junto a Ester Nunes Fernandes Damasio, de la TV Publica, y a Luis Faraoni, de Tiempo Argentino, entre otros asistentes, Guilherme Boulos recibió el micrófono de manos del secretario de Derechos Humanos del SiPreBA, Tomás Eliaschev, quien moderó las intervenciones.

El ex candidato presidencial brasileño del PSOL y referente de los Sin Techo, expresó: “Creemos que Bolsonaro va a intentar ataques fuertes a las libertades democráticas en el inicio de su gobierno. Va a actuar contra los movimientos sociales, con reprensión, con violencia.”

Al referirse a los factores que derivaron en la victoria de Bolsonaro, Boulos explicó que obedeció a las condiciones políticas, la desesperanza del electorado, a errores de la izquierda y a un sentimiento de miedo, elementos combinados con una campaña de comunicación innovadora.

Consideró que “en términos comunicacionales, Bolsonaro ha ganado las elecciones por un trabajo de Whatsapp” y fundamentó que en los últimos tres días antes de la primera vuelta hubo intervenciones decisivas. Destacó que hubo mensajes segmentados por perfiles de grupos poblacionales.

“Por ejemplo, mujeres embarazadas evangelistas de 35 años. A ellas les manda un mensaje que dice por ejemplo que el opositor es el anticristo”, puntualizó.

Sobre los sectores favorecidos con la victoria de Bolsonaro, el referente de Los Sin Techo indicó que “son el capital financiero y el sector rural”, aunque remarcó que “hubo sectores de la industria que protestaron”.

Guilherme Boulos se permitió una lectura del papel jugado por la izquierda y estimó que “no podemos cometer nuevamente el error de subestimar a Bolsonaro.” Añadió que “La oposición politica a Bolsonaro va a necesitar de apoyo internacional, de redes de solidaridad.”

Sobre la ley antiterrorista, ejemplificó que “al llamar “terrorista” a los Sin Techo, está llamando terrorista a una señora de 70 años de edad que ha trabajado toda su vida, que a fin de mes tiene que definir si come o si paga el alquiler.”

Y concluyó: “Es un momento de resistir, de evitar que Bolsonaro pueda imponer su agenda.”